Y por fin, llegó el día… el parto

 

Este tema inquieta mucho a las futuras mamás, sobretodo si es la primera vez. Pero no tienes porqué preocuparte. Hay síntomas muy claros que indican que ha llegado el momento y que debes marchar para el hospital.

El más característico es la rotura de aguas, es como si te estuvieses haciendo pis encima. Observa el color del líquido que estás expulsando porque cuanto más claro sea, más tiempo tendrás para llegar al hospital. No obstante, el síntoma más fiable, es la presencia de contracciones rítmicas y regulares que se repiten cada diez minutos durante al menos dos horas y que cada vez se hacen más frecuentes.

Ya en el hospital, el parto se desarrollará en tres fases. En la primera, el cuello del útero va dilatándose hasta unos 10 cm. En la segunda, el bebé va descendiendo por la pelvis hasta que nace, es el momento de empujar siguiendo las instrucciones de tu comadro- na y/o ginecólogo. Y en la tercera, expulsarás la placenta.

No te preocupes demasiado por el dolor, relájate y respira como has aprendido en las clases de preparación al parto. Si todo surge con normalidad, te administrarán la epidural en el momento oportuno y todo será más fácil. Finalmente, si te han practicando una episiotomía, te darán algunos puntos que pasados unos días se desprenderán solos.

Tu bebé ha nacido

 

¡Ya está aquí!. Es lo más precioso que has visto nunca. Te lo han colocado en el pecho, cubierto con algo de vérmix. De su muñeca y tobillo cuelgan unas etiquetas con su nombre y el tuyo para diferenciarle de otros bebés.

Al minuto de nacer, le realizan el test de Apgar, que mide su latido cardíaco, la respiración, el tono muscular, los reflejos y el color de la piel. Pasados 5 minutos se lo realizarán de nuevo.

Si el parto ha transcurrido sin complicaciones por vía vaginal, te darán el alta en 48 horas. Antes de que os vayáis a casa, un neonatólogo examinará a tu bebé para com- probar que todo está bien.

Cuando llegues a casa, tómate tu tiempo para ir adaptándote a las necesidades del bebé y delega en los demás el resto de tareas. A partir de ahora, comienza una nueva etapa llena de retos y descubrimientos…

Pero no te preocupes, todo lo que necesitas saber para atender mejor a tu hijo, lo encontrarás en “ TU HIJO Guía Práctica ”, que he escrito para ayudarte.

 

¡Mucha suerte!.

La mejor Guía de Embarazo. El Parto
5 (100%) 143 votes

Suscríbete a mi blog

Recibe todos los meses contenido exclusivo para los suscriptores

* indicates required
Consentimiento *

Perfecto!! Gracias por Suscribirte!!

Share This