36ª Semana

Lo que sucede en tu cuerpo

Puede que ya hayas ganado hasta 12 Kg. Tu tripa te impide verte los pies. Cualquier sencillo movimiento, se complica. Los dolores de espalda son más frecuentes por el sobreesfuerzo de tus articulaciones. Si aún no lo has hecho, es el momento de realizar ejercicios que te alivien.

Algunas molestias como… dolor en articulaciones

El peso de tu tripa somete a una enorme presión a tus articulaciones. Además, éstas se encuentran más ojas porque tu organismo segrega la hormona relaxina, encargada de favorecer que la pelvis se vuelva más exible para el parto.

Lo que debes evitar

Procura tomarte más tiempos de descanso y evita estar de pie demasiado tiempo para no cargar tus rodillas y tobillos. Realiza de forma regular ejercicios de toni cación muscular y reeduca tu postura corporal.

Tu bebé.

Tu bebé tiene menos espacio para moverse porque ha crecido mucho. Ahora pasa la mayor parte del tiempo despierto, atento a todos los estímulos de su alrededor. Podría nacer en cualquier momento, ya está preparado para hacerlo. Mide más de 54 cm y pesa 2,75 Kg.

37ª Semana

Lo que sucede en tu cuerpo

Comienza el último mes de embarazo. Es probable que te cueste conciliar el sueño por las noches porque te sientes muy pesada y no encuentras la postura. Mantén la calma y no te obsesiones con dormir, se trata de que estés tranquila y consigas descansar.

Lo que debes evitar

Muchas mujeres deciden seguir trabajando hasta el nal de su embarazo. Si lo haces, te conviene que evites levantar peso, permanecer muchas horas de pie, trabajar durante largas jornadas o por turnos y exponerte a tareas o sustancias peligrosas, pues suponen un riesgo para tu bebé.

Así te sientes…

A estas alturas puede que estés agotada. Cualquier mínima cosa te supone un esfuerzo titánico y te cansas con facilidad. Si a eso le añades que no pegas ojo por las noches, el resultado puede ser explosivo.

Es cierto que el insomnio, es una de las molestias más frecuentes en el tercer trimestre de gestación. Las razones suelen ser diversas: te sientes pesada y te cuesta encontrar la postura, estás más nerviosa y las preocupaciones te asaltan por la noche, te anticipas al parto, no estás cansada porque no realizas el ejercicio suficiente durante el día, duermes siesta, etc.

 

Mi consejo como psicóloga

No te obsesiones con dormir, el objetivo es descansar. Si no puedes dormir, no te quedes en la cama, levántate y haz otra cosa, como leer.

Practica relajación todos los días antes de acostarte. Baja el ritmo de actividad a partir de las ocho de la tarde, realiza actividades más relajantes como escuchar música, pintar, etc.

Laura García Agustín

Psicóloga Clínica , Clavesalud Consulting

Tu bebé.

Tu bebé ya habrá adoptado la posición definitiva para nacer. De no ser así, tu médico te lo dirá en la ecografía de esta semana y tomará las medidas oportunas. Su cerebro y su cráneo continúan creciendo, aunque a partir de esta semana el bebé no aumentará mucho más de peso. En esta semana la mayoría de los bebés miden alrededor de 53 cm y pesan entre 2,8 y 3 Kg.

38ª Semana

Lo que sucede en tu cuerpo

Tu útero irá descendiendo poco a poco a medida que el bebé se prepara para salir, eso mejorará tu sistema digestivo y circulatorio. Descansa, tómate las cosas con calma y no hagas esfuerzos innecesarios.

Algunas molestias como… varices

Son venas engrosadas de color azulado que aparecen en las piernas por acción de las hormonas y como consecuencia de la presión que ejerce el útero en el sistema circula

torio. El ejercicio suave como andar o nadar te ayudará a aliviarlas.

Lo que debes evitar

Evita permanecer de pie mucho tiempo, cruzar las piernas cuando estés sentada, usar tacones altos y mantener las piernas por debajo de la línea del corazón.

Así te sientes…

Estarás más impaciente y nerviosa que nunca, deseando que el parto comience. Trata de no hacerte cábalas sobre lo que sucederá, es mejor no anticipar nada, de ese modo todo resultará mucho más sencillo.

Mi consejo como psicóloga

Mantente ocupada física y mentalmente pero sin extenuarte. No tiene mucho sentido que hagas planes, pero sí puedes ocuparte en cosas que te mantengan entretenida. Puedes repasar la canastilla del bebé, poner a cargar la batería de tu cámara de video, preparar la ropa que te llevarás al hospital, etc. Si además, llevas un registro diario de las contracciones, estarás mucho más tranquila y podrás llevar la cuenta sin agobios.

Laura García Agustín

Psicóloga Clínica , Clavesalud Consulting

Tu bebé.

En esta semana, comienza la cuenta atrás. Nadie sabe qué precipita el parto exactamente, pero cuando los pulmones del bebé están maduros, segregan una proteína al líquido amniótico que altera la producción de hormonas. Este cambio, hace que la placenta deje de producir progesterona y pase a producir oxitocina, que será la hormona que regule las contracciones en el útero y provoque el parto. También es la encargada de reducir parcialmente el dolor durante el parto y provocar el sentimiento de apego hacia el bebé. Él ya pesa 3,25 Kg.

Mantente ocupada física y mentalmente pero sin extenuarte. No tiene mucho sentido que hagas planes, pero sí puedes ocuparte en cosas que te mantengan entretenida. Puedes repasar la canastilla del bebé, poner a cargar la batería de tu cámara de video, preparar la ropa que te llevarás al hospital, etc. Si además, llevas un registro diario de las contracciones, estarás mucho más tranquila y podrás llevar la cuenta sin agobios.

Citas y pruebas médicas

Cada vez es más habitual utilizar el Doppler en la ecografía del último trimestre. Aunque lo normal es que se practique sólo en embarazos de alto riesgo o si la ecografía clásica muestra algún problema cardíaco en el bebé. Permite valorar también, si la placenta está administrando correctamente el oxigeno y los nutrientes al bebé.

39ª Semana

Lo que sucede en tu cuerpo

Ahora te sentirás lenta y pesada, física y mentalmente. Las contracciones serán más frecuentes y rítmicas. Has de estar atenta a cualquier sangrado, pues podría ser la pérdida del tapón mucoso, que indica que el útero empieza a dilatarse para el parto.

Así te sientes…

A estas alturas ya habrás creado un lazo muy especial con tu bebé y habrás construido un vínculo inamovible, pero ¿y tu pareja?, ¿cómo se habrá sentido durante todo este tiempo?. Muchos habrán sido los momentos en los que tú le habrás hablado o acariciado a través de tu tripa, pero quizá, su papá no haya tenido las mismas oportunidades de conectarse.

La comunicación que establece cada mujer con su bebé es única e irrepetible, pero el bebé también necesita sentir la presencia y el cariño del otro progenitor con el que no tiene conexión directa. Tu hijo lo apreciará y reconocerá al nacer, y ambos compartiréis un momento exclusivo.

Mi consejo como psicóloga

Planifica con tu pareja momentos para conectaros con el bebé varias veces al día, para que él, también lo sienta como algo más real. Comparte tus sensaciones con tu pareja y enséñale a conectarse con el bebé, dile que le hable a través de tu tripa con voz suave, que le ponga música, que le cante o que le cuente cuentos. Los niños que son estimulados desde el útero nacen y crecen más sanos y son más felices. Y las parejas que comparten estas prácticas se sienten más unidas y complementadas. Contad a vuestro hijo lo mucho que le queréis, lo felices que estáis por su presencia y lo deseosos que estáis de conocerle.

Laura García Agustín

Psicóloga Clínica , Clavesalud Consulting

Tu bebé.

Tu bebé está listo para salir, pero espera la señal oportuna. Cada vez traga más líquido amniótico, por lo que sus intestinos producen meconio, que empieza a acumular. Se trata de una sustancia de desecho negruzca y pegajosa, mezcla de lanugo y líquido amniótico, que será lo primero que expulse al nacer en forma de caca.

Su cordón umbilical, por el que se ha estado alimentado, puede causarle problemas debido al reducido espacio. Una de las complicaciones más frecuentes es que se enrosque al alrededor de su cuello. A penas ha cambiado de longitud, pesa 3,4 Kg.

40ª Semana

Lo que sucede en tu cuerpo

Tu bebé está preparado y encajado para salir. Ahora es cuestión de días. El cérvix está dilatado, listo para el parto que puede iniciarse en cualquier momento. Has de estar atenta a cualquier síntoma como pérdida de sangre roja brillante, rotura del saco amniótico (romper aguas) y la frecuencia e intensidad de las contracciones.

Así te sientes…

Es el momento de preparar todo lo que necesitarás en el hospital, pues el bebé va a nacer de un momento a otro y no querrás que te pille desprevenida. Esta tarea es una de las más íntimas de todo el proceso, pues te permite conectar contigo misma y con tu realidad más inmediata, vas a ser mamá. Son tus últimos momentos a solas. Dentro de nada, ya nunca volverás a ser la misma, pasas de ser mujer a madre y eso supone un gran cambio vital y emocional, para el que conviene que te tomes tu tiempo.

Mi consejo como psicóloga

Concéntrate y sé consciente de cada tarea. Disfruta ampliamente de ese momento tan especial, es único. Cuida al detalle todo lo que haces. Elige con mimo la ropa que te llevarás al hospital y todo lo que usarás allí, tus artículos de higiene personal, tus zapatillas, camisones y bata, sujetadores y discos de lactancia, la ropa y los pañales del bebé, agua embotellada, incluso, tu música o tu libro preferido.

Laura García Agustín

Psicóloga Clínica , Clavesalud Consulting

Tu bebé.

Tu bebé realiza movimientos respiratorios constantes para ejercitar sus pulmones, que no terminarán de madurar hasta que no respiren aire. La mayor parte del vérmix ha desaparecido, pero aún le quedará algo al nacer. Puede pesar más de 3,5 Kg. y medir entre 48 y 53 cm.

¿Sabías que…?

Cuanto más se retrase el parto, más probabilidades habrá de tener que inducirlo. A partir de la semana 42 si no te has puesto de parto, las revisiones serán constantes para asegurar que el bebé está bien y que tiene la su ciente cantidad de líquido amniótico para garantizar su bienestar. De lo contrario, te ingresarían en el hospital para provo- carlo. Para inducir el parto rompen la bolsa de aguas, te administran prostaglandinas por vía vaginal y oxitocina por goteo para provocar las contracciones.

Citas y pruebas médicas

La monitorización se realiza de forma rutinaria a todas las embarazadas a partir de la 40ª semana y durante el parto. Sirve para controlar la frecuencia cardíaca de tu bebé y determinar su nivel de bienestar, valorar sus movimientos y precisar la frecuencia de las contracciones uterinas para tomar las decisiones oportunas en los días previos al parto y durante el mismo.

La mejor Guía de Embarazo. De la semana 36ª a la 40ª
5 (100%) 45 votes

Suscríbete a mi Newsletter

Quieres recibir información sobre mis Cursos, Charlas y Seminarios. Suscríbete para no perderte nada

Suscríbete para mantenerte informado

Share This